Profundamente

Hipnosis, autohipnosis y meditación.

Hipnosis y dolor

¿Puede la mente influir para que el dolor empeore o mejore?

La respuesta es y esa es la razón por la cual la hipnosis es tan efectiva para el manejo y control del dolor.

Para entender mejor esto, veamos lo que la investigación ha encontrado y comprobado al respecto:

En los años 1600’s el filósofo y matemático francés René Descartes quien también hizo contribuciones a la medicina con sus descubrimientos, alegaba que el dolor era una simple respuesta refleja al daño físico.

Este modelo explicativo del dolor proponía que la información acerca del daño sufrido era detectada por sensores en la piel y conducida por la espina dorsal a través de ciertos nervios que la hacían llegar hasta un “centro del dolor” en el cerebro.

De acuerdo con esto, el dolor “real” debería ser proporcional a la intensidad del daño sufrido y era común que cuando los médicos no encontraban un daño o causa evidente que causara el dolor, se podía considerar como exageración o una situación mental del paciente.

Esta concepción de que el dolor era simplemente un reflejo a un daño producido por lesión o enfermedad prevaleció durante 300 años como la explicación más generalizada, hasta que en 1965 Ronald Melzacky Patrick Wall publicaron su Teoría de la Compuerta.

Melzack y Wall encontraron que el mecanismo del dolor es mucho más complejo de lo que argumentaba el modelo anterior; y proponían que además de los complejos mecanismos involucrados en la experiencia del dolor, descubrieron también que factores como los pensamientos y las emociones influyen de manera significativa en la experiencia e interpretación del dolor.

La Teoría de la Compuerta integra componentes fisiológicos, psicológicos, cognitivos y emocionales que regulan la percepción del dolor y explica que existe un sistema que bloquea los estímulos el cual se ubica en el sistema nervioso central que ordena si se abren o se cierran las vías del dolor y que la mente juega un papel crucial en la interpretación del dolor.

La investigación científica sobre el dolor continua y ha demostrado que son varias las áreas del cerebro que están involucradas en la experiencia del dolor y que la hipnosis, la meditación y las prácticas que promueven la relajación física y mental, influyen en la actividad en todas estas áreas del cerebro.

Existe evidencia clara sobre la eficacia de la hipnosis para alterar la actividad cerebral que subyace a la experiencia del dolor.

Melzack and Wall, 1965, The Gate Control Theory.

Mark P. Jensen: Hypnosisfor Chronic Pain Management. Oxford University Press

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: