Profundamente

Hipnosis, autohipnosis y meditación.

Hipnosis o Hipnoterapia

hipnoterapia

Todo practicante de la hipnosis debe estar dispuesto a responder y aclarar las dudas de las personas interesadas en el tema.

Un punto recurrente sobre el que debemos precisar es el de la hipnosis vs hipnoterapia; en este punto muchas veces se descalifica en vez de hacer las distinciones necesarias y aconsejar con quién acudir según las particularidades de cada caso.

Ya sea que hablemos de hipnosis o hipnoterapia, en ambos casos hay que realizar una inducción al trance hipnótico. Una vez que se ha guiado al trance hipnótico se debe aprovechar el estado de receptividad y creatividad en el sujeto hipnotizado para hacer una intervención que promueva un cambio o curación en la persona.

Es en esta etapa del trabajo con hipnosis, -la intervención o trabajo terapéutico-, es en donde debemos distinguir.

Hipnotizar o inducir al trance hipnótico implica que alguien -el hipnotista- utilice alguna técnica y aplique ciertos principios que permiten guiar a otra persona, -el sujeto a hipnotizar-  a un estado de trance y cuando menos hacer algún tipo de sugestión saludable.

En la hipnoterapia se utiliza al trance hipnótico como medio  para aplicar alguna forma de terapia que ayudará a resolver una situación o problema de tipo médico o psicológico.

Existe la controversia muy polarizada en la que por un lado, algunos profesionales de la salud, tanto médicos como psicólogos, sostienen que hacer terapia significa trabajar con alguna disciplina o rama de la medicina y la psicología, y que por lo tanto, practicar la hipnosis con alguna persona y no tener título que avale alguno de los conocimientos recién mencionadas para aplicarlos en el trance, no aportará beneficio o alguna forma de curación.

Por el otro lado, encontramos a practicantes de la hipnosis que piensan que al inducir con éxito al trance hipnótico a una persona, se puede arreglar y conseguir todo por el simple hecho de repetir afirmaciones de cambio y sanación en la vida del sujeto hipnotizado.

Tratar cada problema en particular requiere conocer sobre el tema y haberse adentrado de manera prudente hasta haber adquirido la suficiente experiencia para estar capacitado y dar ayuda.

Algunos problemas por supuesto que requieren un especialista, incluso los mismos médicos y psicólogos se especializan en trabajar solo con cierto tipo de padecimientos que a su vez pueden dividirse para ser tratados por género y/o edad.

Por otra parte, para promover algunos cambios importantes como son: dejar de fumar, ayudar con el estrés, lograr metas y objetivos, entre otros, más que un título en algún área de la salud, se requiere tener buenas habilidades para inducir al nivel de trance necesario y saber ofrecer las sugestiones  pertinentes.

Cuando alguien pide ayuda creo que el factor más importante es la ética del practicante para comunicar al posible paciente si se tiene la capacidad para ayudarlo y tener la certeza de que no se le afectará negativamente de ninguna manera; ante la duda, es mejor referirlo con algún otro practicante capacitado para hacerlo.

No creo prudente ni ético presentarnos o publicitarnos como sanadores de todo tipo de mal ni generadores de cambios milagrosos en la vida de las personas por el puro hecho de practicar hipnosis o cualquier otra forma de terapia convencional o complementaria.

El trance hipnótico es el estado ideal para producir cambios saludables y también para ayudar al cuerpo-mente a sanar.

Identifiquemos nuestro problema o el objetivo que deseamos alcanzar para saber con quién acudir; de esta manera, la posibilidad de éxito será grande.

Meditando

 

 

 

 

 

 

 

 

2 comentarios

  1. Me ha parecido muy interesante tu artículo, Pedro. La hipnosis, bien realizada, puede ser de ayuda extraordinaria en muchos casos, sobre todo de ansiedad. Te quería preguntar qué opinas del Método Autógeno de Schultz. Se habla mucho de él. Un cordial saludo y gracias por tus magníficos posts.

    Me gusta

    • Hola Mayte, muchas gracias por tu comentario; como mencionas, la hipnosis es sumamente efectiva para tratar los trastornos de ansiedad. Respecto a tu pregunta sobre el Entrenamiento Autógeno de Schultz, te puedo decir que es muy efectivo; además de todos los beneficios que son resultado de la profunda relajación que proporciona, también es una forma de autohipnosis; muy recomendable su práctica, solo se requiere un espacio tranquilo, un poco de tiempo al día y constancia para notar sus grandes beneficios. Hasta pronto Mayte, saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: