Profundamente

Hipnosis, autohipnosis y meditación.

¿Qué se necesita para meditar?

conciencia acrecentada

“A estas alturas, entras a la conciencia acrecentada por propia cuenta-dijo-. La conciencia acrecentada es un misterio sólo para nuestra razón. En la práctica, es de lo más sencillo que hay. Como siempre somos nosotros quienes complicamos todo al tratar de transformar la inmensidad que nos rodea en algo razonable”.

Don Juan, cita del libro “El conocimiento silencioso” de Carlos Castaneda.

La belleza del silencio como decía J. Krishnamurti, parar el diálogo interno como se menciona a lo largo de toda la obra de Carlos Castaneda, “El poder del ahora” de Eckhart Tolle, las enseñanzas del Zen, y cualquier otra forma de meditación, ¿qué tienen en común?

Que no solo nos muestran que el silencio interno y la contemplación son puertas para entrar en estados de conciencia en donde podemos experimentar paz interior y la sensación de estar en armonía con todo lo que nos rodea, sino también darnos cuenta que mientras vivamos interpretando al mundo y a todo lo que nos sucede a través del cristal de nuestra mente/ego, el resultado seguirá siendo el caos, el sufrimiento y la sensación de soledad aunque estemos acompañados y rodeados de otros seres humanos quienes hacen lo que nosotros mismos: aparentar todo, menos que se sienten igual de solos y confundidos.

Paradójicamente, todas las enseñanzas y disciplinas que nos muestran al silencio y la temporal inactividad del pensamiento como puertas de acceso para conectar con nuestro mundo interno, vienen acompañadas de entender hechos observados los cuales son objetivos y sustentados en la razón; distinguiendo a la razón del mero proceso de generar pensamientos que casi siempre son inútiles y absurdos la mayor parte del tiempo.

Pero para responder a la pregunta ¿qué se necesita para meditar? les mencionaré primero lo que NO hace falta y algunas de las justificaciones infundadas que he escuchado acerca de la meditación y el estado de trance en general:

Yo no puedo meditar.

No me han podido hipnotizar/no puedo entrar en trance/no puedo dejar de pensar.

No soy vegetariano.

Bebo/Fumo/Como carne.

Es para personas “espirituales”.

No puedo sentarme en posición de flor de loto.

No tengo dinero para tomar cursos.

Meditar es una práctica que la puede realizar CUALQUIER ser humano; SIN importar:

Su credo o falta de.

Régimen alimenticio.

Habilidad para realizar posturas de yoga o de cualquier otro tipo.

Si se considera a sí mismo espiritual o no.

Situación económica.

Tampoco se necesita una técnica en especial, mucho menos tener que pagar grandes cantidades de dinero para aprender.

En realidad, todo lo que se necesita es el deseo de practicar la meditación.

meditación en silla

Podemos realizarla en interiores en un sillón o silla cómoda, podemos hacerla en la naturaleza, en la ciudad, caminando o sentados.

Una vez que estemos decididos, podemos comenzar con algo tan simple como poner atención en nuestra propia respiración durante períodos cada vez más largos y hacerlo con constancia; el seguir un tipo de práctica en especial es algo que depende de nuestra inclinación personal, NINGUNA PRÁCTICA ES MEJOR QUE OTRA.

En la red puedes encontrar abundante literatura y videos sobre el tema; además, en la sección de Ejercicios de relajación, meditación y autohipnosis en este sitio, podrás encontrar sencillos tips y ejercicios para comenzar o adentrarte en la práctica de la meditación.

 

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: